El corcho, un producto sostenible

El corcho es un gran aislante térmico y sonoro muy eficaz que, además, tiene una producción muy sostenible y, una vez instalado, requiere de muy poco mantenimiento.

Está compuesto por células poliédricas muy unidas entre sí, prácticamente vacías en su interior y muy impermeables. Es muy resistente a las lluvias, las sequías y las altas temperaturas, por lo que es un material óptimo para el aislamiento térmico.

Además, su estructura se compone de pequeñas celdas que absorben muy bien los ruidos, por lo cual el aislamiento acústico que proporciona también es muy bueno. Además, resiste a los agentes químicos, es ligero, elástico y no huele. 

¿Qué es el corcho y de donde sale?

Es probable que conozcas de sobra el corcho, ya que lo habrás visto una infinidad de veces en objetos muy cotidianos. Pero quizás nunca te hayas planteado de dónde sale y cómo se extrae. La solución la tiene la naturaleza, ya que el corcho proviene de un árbol del mismo género que los robles, el Quercus. Hablamos del conocido como alcornoque, cuyo nombre científico concretamente es Quercus suber.

Este árbol de clima mediterráneo tiene unas cualidades increíbles respecto al fuego, y es que resiste en gran medida los incendios. Esto lo consigue debido a que durante miles de años se ha adaptado al medio en donde vive y para ello ha desarrollado una corteza muy gruesa y muy especial. Esta corteza no es otra que el corcho natural que empleamos durante siglos para los más diversos usos y que todos conocemos.

Material sostenible

Al contrario de lo que podemos pensar a primera vista, la verdad es que el corcho es un material sostenible y su extracción también lo es. Esto es debido a que el alcornoque necesita más de 25 años para crear la corteza que pueda ser utilizada. El árbol no se tala, y después de la extracción que se realiza de una forma totalmente artesanal, seguirá de nuevo su ciclo formando una nueva corteza protectora. Tendrán que pasar más de nueve años otra vez para el desarrollo de la corteza para que esta pueda ser extraída de nuevo. Es por todo esto que las dehesas de alcornoque forman enormes bosques que contribuyen al mantenimiento del medio ambiente y el ecosistema. Un alcornoque puede llegar a vivir más de 200 años.

El alcornoque también reduce el riesgo de incendios y ayuda a la conservación de fauna en peligro. En la Península Ibérica las dehesas de alcornoques dan cobijo  al águila imperial o la cigüeña negra. También podemos mencionar la capacidad de estos árboles de impedir la erosión, pues su raíces fijan el terreno, impidiendo la desertización.

Además de natural, la corteza del alcornoque es biodegradable y reciclable. El corcho es un material duradero y resistente, y por ello también contribuye a la conservación del medio ambiente. Por si esto fuera poco, las dehesas retienen más de ¡73 toneladas de CO2!

Historia y usos del corcho

El uso del corcho se pierde en los siglos. Ya en hace más de 3000 años se sabe que los egipcios y persas utilizaban lo utilizaban en diversos utensilios para la pesca. Conociendo sus propiedades aislantes y antihumedad también fue empleado para la confección de calzado y mismo en la fabricación de nuevas viviendas. Los romanos lo emplearon ya para proteger sus vinos y en el siglo XVII, Don Perignon, un monje francés, lo popularizó en sus famosos champagnes. 

En los últimos tiempos hemos sabido aprovechar al máximo las cualidades del corcho y hoy se emplea por ejemplo en la decoración de suelos y paredes o en aislamientos de alta calidad. También lo encontraremos en carteleras, juegos, bolsos...

Extracción del corcho

La extracción del corcho no ha variado mucho en los últimos siglos y el proceso sigue siendo el mismo. Es una labor totalmente artesanal y necesita una mano de obra muy especializada, no produciendo ningún daño al árbol ni al medio ambiente. Se deben seguir unos pasos para la correcta manipulación de las tablas de corcho que salen del alcornoque. 

Apertura

En primer lugar se realiza un corte vertical en el corcho con suma delicadeza, no se trata de dañar el árbol, sino de extraer su corteza. 

Separación 

Con la misma herramienta de corte y haciendo palanca, se separa la tabla del alcornoque.

División

Conociendo el tamaño de las tablas, el siguiente paso es realizar un corte vertical alrededor del árbol. Este proceso se debe hacer con sumo cuidado, pues a veces el árbol podría sufrir pequeñas heridas que en un futuro harían que la geometría de las planchas de corcho no fueran perfectas y presentaran irregularidades.

Extracción

Un paso muy importante y aunque pudiera parecer sencillo, este proceso se debe hacer con mucha atención, pues el valor del producto podría verse alterado. A mayor tamaño de las tablas de corcho, mayor precio final.

Eliminación y marcado

Por último se eliminan las impurezas que pudieran quedar en el tronco del alcornoque y se procede a su marcado, indicando el año de la cosecha.

Descanso

Después de la extracción, el corcho necesita de un periodo de tiempo para estabilizarse. Por ello se apila a la intemperie evitando el contacto directo con el suelo y con materiales como la madera, que podrían transmitir hongos al producto.

Características del corcho

El corcho es un gran aislante térmico y con gran poder calorífico, impide la formación de microorganismos en gran medida debido a que retiene muy poca humedad. Es elástico, ligero y también impermeable. A esto le añadimos las propiedades ignífugas del corcho natural, pues no produce llama, impidiendo la formación de gases tóxicos.

Países productores de corcho

La mayor parte de las 340.000 toneladas de corcho que se producen en el mundo son extraídas de los bosques de países mediterráneos, como Marruecos, Argelia, España, Italia y sobre todo Portugal, el cual aporta más de un 50 %. Este país cuenta con más de un millón y medio de hectáreas de superficie total de bosque de alcornoques.

Ahora que sabemos todo esto… ¿Quién no emplearía el corcho como aislante o como elemento importante de una tarima flotante?

El corcho en la construcción

El corcho en la construcción

El corcho es un material sostenible y natural. Ideal como aislante sonoro y térmico leer más
Diferencias entre suelos laminados, tarimas flotantes y el parqué tradicional

Diferencias entre suelos laminados, tarimas flotantes y el parqué tradicional

Los suelos laminados y tarimas flotantes son la mejor alternativa frente al parqué tradicional.  leer más
Cómo instalar una tarima flotante

Cómo instalar una tarima flotante

Pasos necesarios para instalar una tarima flotante leer más
El corcho como material de aislamiento

El corcho como material de aislamiento

El corcho natural y aglomerado es uno de los mejores aislantes para tu suelo y pared. No dudes en instalarlo. Te explicamos el porqué. leer más
¿Qué es una tarima flotante?

¿Qué es una tarima flotante?

Una tarima flotante es un suelo fácil de instalar. Puede tener diferentes acabados como láminas, vinilo, madera o corcho. leer más
Qué son los suelos laminados

Qué son los suelos laminados

Conoce las características de los suelos laminados AC5 leer más
Comprar tarima flotante de corcho, precios y calidades

Comprar tarima flotante de corcho, precios y calidades

En Bricork encontrarás as mejores tarimas flotantes de corcho leer más
El corcho, un producto sostenible

El corcho, un producto sostenible

El corcho es el mejor material para emplear como aislante de paredes y suelos, tanto como para aislamiento térmico y acústico. leer más
Producto añadido a la lista de deseos
Producto añadido para comparar